Feeds:
Entradas
Comentarios

Verdad?

¿Qué es la verdad?
¿Qué significa cuando alguien cree tenerla?
¿Cuánto puede cambiarte el conocer lo verdadero a desconocerlo?

Hoy me refiero a las verdades de la vida,
a esas decisiones de las personas que de alguna manera tocan tu rumbo.
Hablo de las verdades entre amigos,
las verdades de una familia,
las verdades entre personas que recién se conocen,
las verdades de los adultos y las verdades de los niños,
las verdades dentro de una pareja.

La verdad se relaciona con lo confiable,
con lo fiel a lo acordado,
con lo honesto.

Las personas estamos llenas de verdades.
Verdades que refieren a la persona que somos,
a las cosas que decimos y a las cosas que guardamos,
a los gestos que utilizamos,
y a la forma en que decidimos actuar.

Creo que cuando alguien dice “Yo sé la verdad”,
se refiere a un descubrimiento,
algo confuso que se aclara,
algo que se dudaba y se confirma.

“Mi verdad” pueden ser los resultados de mis actos,
las palabras con las que me expreso,
lo que quiero de y para mi vida,
lo que conozco de hecho y lo que descubro por mis medios.
Puede ser el bagaje que traigo de nacimiento,
las conclusiones de mis interacciones sociales,
y lo que voy construyendo en sabiduría.

“La verdad” suele confundirse con “Mi Verdad”.
A veces creemos que las convicciones de uno
tienen que ser similares a las del resto.
Creemos que lo que uno siente y hace
no repercute en el otro.
Pretendemos que algunas situaciones queden ocultas,
cuando todo finalmente se descubre.

“La verdad” es en sí abstracta,
pero puede cambiar a quien la encuentra.
En cualquier ámbito suele dar poder,
pero también puede traer ambivalencias;
felicidad y tristeza,
alivio y agobio,
sapiencia y desorientación.

Todos queremos llegar a “la verdad” en su más amplia expresión,
y aunque a veces signifique darnos contra una pared,
también puede ser el incentivo para reorientar el timón.

Jesús dijo: “Conocerán la verdad
y la verdad los hará libres” (Juan 8:32).

 

La soledad

La soledad suele hacerse presente,
sin pedir permiso,
sin previo aviso.

Es un estado del alma,
es un sentimiento frío.

Pasa cuando mirás alrededor,
y sólo hay vacío.
Pasa cuando está una multitud,
pero falta ESE amigo.
Pasa cuando pensás en alguien
que hace tiempo se apartó del camino.
Pasa cuando estás cerca
y al mismo tiempo muy lejos.

La soledad no siempre viene sola,
trae a veces acompañante.
Pueden ser unas tibias lágrimas,
que intentan limpiar lo negro.
Puede ser un impulso
para salir con prisa de lo profundo.

No le tengas miedo
pues no quiere aterrarte;
puede terminar mostrándote
lo que realmente es importante!

Para vos, amiga

Qué hacer cuando nos sentimos chiquititos chiquititos?
Qué pasa cuando el corazón se está dando por vencido?
Qué sucede cuando la fantasía se acaba?
Qué te puedo decir amiga para acompañar tu dolor?

A veces nos toca darle la mano a alguien que está sufriendo,
y no sabemos qué decirle para aliviar su pena.

Cuántas veces pasamos por algo similar,
y quisimos que alguien nos aconsejara…
Y hoy que estoy en el lugar del consejero,
qué palabra es la adecuada para que pase la tormenta?

Normalmente te diría: Arriesgate! Viví! No dudes! Confía!
Pero cuando tu corazón está débil,
no te diría más que: Cuidalo!!!

No puedo hacer más que estar a tu lado,
prestarte mi oído,
brindarte mi abrazo,
y prometerte que todo pasa.

Cuando la cabeza da vueltas,
cuando no sabemos que hacer,
cuando el camino parece tener miles de senderos,
cuando queremos volver a ser lo que eramos,
cuando amamos y odiamos a la vez,
cuando tus pensamientos te dicen que te vayas,
quiero animarte a escuchar tu corazón.

Por más que dar ese próximo paso te genere dudas,
hay veces que es mejor esperar antes que pensar en el “qué hubiese sido”.
Por más que pienses que la confianza se ha desmoronado,
y por más que sientas que tu brillo se ha opacado,
hay veces que es mejor silenciar la cabeza y animarnos a vivir el amor.

Desplegá tus alas,
pero no te olvides del paracaídas.
Pintá el mundo con los colores que quieras,
pero no te olvides que siempre se puede empezar un lienzo en blanco;
yo siempre te voy a acompañar en el proceso!

 

Imagen

Guau!!! Cuánto tiempo y cuántas cosas pasaron desde la última vez que escribí!!!!

Hasta siento que era casi una niña… Bueno tal vez no tanto… Jajajajaja

Estos días de revuelos, me dieron ganas de volver a escribir… Volver a escribir con esta nueva persona que soy, o con la poca o mucha experiencia que los últimos años me han brindado.

Para los que me leían, les doy esta segunda bienvenida… Y para los que recién se unen, los invito a ver mis comienzos y a que sigan mi crecimiento!!!

Pasen y sean felices!!!!

nino2

 

Este es un post diferente, de tinte social y reproductor de una realidad que nos rodea.

La ciudad está repleta de niños que por diferentes razones se ven privados de los regalos propios a su edad, o que al menos deberían disfrutar sin restricciones.

Desde un juego en la plaza, un cuento antes de dormir o la invaluable calidez del ala protectora de sus familiares, ya nos es habitual cruzarnos con pequeños que saltearon la etapa de la inocencia para poder sobrevivir a un mundo que los golpea.

De día los vemos limpiando vidrios en las esquinas, caminando descalzos al rayo del sol o tocando alguna puerta por algo que comer.

 De noche, ¡Que podría decir! Quisiera evitar generalizaciones pero algo shockeante me sucedió el fin de semana. Creo que cualquiera se sorprendería si en un evento popular de la música cordobesa te toparás con dos niños tomando vino y fumando a la par de quienes estaban supuestamente a su cargo.

Pareceré una ciega de la realidad, pero estas cosas me siguen sorprendiendo y me salta la duda si… ¿Alguna vez abriremos los ojos y nos daremos cuenta de lo mal que estamos?

Se hace difícil pretender la utopía de que la niñez sea un ciclo respetado por absolutamente todos. Pero sigue sin caber en mi cabeza la idea de que un pequeño de 8 años cambie el juego con los soldaditos o la cobija de su hogar por vivir el éxtasis de una vida de adultos sin frenos y sin límites.

Los jóvenes y los niños son el futuro… Pero, ¿qué futuro podremos construir si desde el principio les negamos la inocencia que les permite crecer sanos?

¡Que complicadas!


Las mujeres son mas complicadas por causas genéticas.

Escuchamos con normalidad que el género femenino se caracteriza por sus inconstantes indecisiones. Tanto en el ámbito familiar como laboral, cada desafío pareciera convertirse en un dilema y, mas de un hombre, se queja de las vueltas que da su pareja antes de salir.

Una investigación llevada a cabo por un equipo de científicos del Colegio Estatal de Medicina de Pensilvania nos da una respuesta a esta situación.

Según los investigadores, en cada célula del cuerpo humano (con excepción de los óvulos y los espermatozoides) se pueden encontrar 46 cromosomas, de los cuales 44 forman pares iguales. Los 2 cromosomas que restan, aquellos que definen el sexo, se organizan diferente: las mujeres tienen dos cromosomas X y los hombres, un X con un Y.

La cuestión es que, en la mujer, uno de esos cromosomas X debería quedar silenciado para evitar una sobredosis de proteínas, producidas por ellos. Sin embargo, los estudios demostraron que el cromosoma silenciado, no se desactiva completamente.

Al respecto, la doctora Laura Carrel, líder en el equipo, aclara: “los efectos de esos genes del cromosoma X inactivo podrían explicar las diferencias entre hombres y mujeres que no son atribuibles a las hormonas sexuales”.
(Fuente: Terra)

No hay nadie que nos entienda mejor en todas nuestras complicaciones, y se ría de ello, que Maitena. Los invito a compartir algunas de sus verdades.

 

maitenapara-baul

Un simple “Te Quiero” resume toda una lista de adjetivos que se nos cruzan cuando pensamos en un ser especial.

En la actualidad, con la rapidez y euforia que exigen las rutinas diarias, muchas veces nos olvidamos de expresar nuestro cariño por aquellos que tenemos a nuestro lado.

El amor es uno de los tesoros más valiosos que alguien puede recibir y no necesita de grandes demostraciones. Sean padres, hermanos, pareja o amigos, todos disfrutan de una muestra de afecto ya que ésta es portadora de una carga de energía extra para cada jornada.

Las personas que reciben un “Te Quiero” sienten un cosquilleo que les recorre todo el cuerpo y simultáneamente se dibuja una sonrisa en su rostro. ¿No les parece mágico provocar esa sensación? ¿Por qué será entonces que a muchas personas les cuesta decir Te Quiero?

Hacer feliz a alguien es así de fácil, dos palabras que te llevan 3 segundos pronunciarlas: Te Quiero!

TE QUIERO

No te quiero sino porque te quiero
y de quererte a no quererte llego
y de esperarte cuando no te espero
pasa mi corazón del frío al fuego.
Te quiero sólo porque a ti te quiero,
te odio sin fin, y odiándote te ruego,
y la medida de mi amor viajero
es no verte y amarte como un ciego.
Tal vez consumirá la luz de enero,
su rayo cruel, mi corazón entero,
robándome la llave del sosiego.
En esta historia sólo yo me muero
y moriré de amor porque te quiero,
porque te quiero, amor, a sangre y fuego.

Pablo Neruda: Cien sonetos de amor

TE QUIERO en diferentes idiomas

Inglés – I love you
Francés – Je t’aime
Alemán – Ich liebe dich
Italiano – Ti amo
Portugués – Amo-te
Holandés – Ik hou van je
Griego – S’ayapo
Búlgaro – Obicham te
Japonés – Kimi o ai shiteru
Catalán – T’estimo
Vascuence – Maite zaitut
Latín – Ego amo te

FUENTE: todexpertos.com